Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios

gobierno de cantabria
el diario montañes
Voto personajes escudo de Voto
linea decorativa linea decorativa

Juan de Ballesteros.
Maestro de cantería (Natural de San Miguel de Aras, siglo XVI). Intervino en la fachada del palacio de Francisco Álvaro Ximénez de Guadalajara (1566), reformó el palacio del duque del Infantado de Guadalajara (1571); dirigió las obras de las parroquiales de Fresno de Torote (1570-1574) y Málaga de Fresno (1574). Trabajó en las obras de San Lorenzo de El Escorial en las décadas de los setenta y ochenta. También intervino en la reedificación del Colegio de Nuestra Señora de la Merced (1596). En 1598 fue nombrado maestro mayor de la catedral de Sigüenza, ocupando el cargo hasta 1603. En 1598 dio trazas para la fachada-campanario y torre del reloj de la Universidad de Alcalá de Henares.

Juan de Bocerráiz. Maestro de cantería (Vecino de San Miguel de Aras, Siglo XVI). Trabaja en Alcalá de Henares, tasa y traza varias obras. Trabajó en el monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

Pedro Díaz de Palacios. Maestro de cantería. (Vecino de San Miguel de Aras, Siglo XVI). En 1569 fue hecho maestro mayor de la catedral de Sevilla, puesto en el que permaneció cinco años. Trazó el retablo de la iglesia de Aznacollar (Sevilla, 1584), el retablo mayor de la iglesia de Arcos (Málaga, 1585), el retablo de la iglesia de Cortegana y San Martín de Niebla (Sevilla, 1586), el retablo de la iglesia de Sanlúcar la Mayor y Santiago de Écija (Sevilla, 1587), la sacristía de la iglesia de San Miguel de Aras (1597).

Juan Gutiérrez de Buega. Maestro de cantería. (Natural de Secadura, siglo XVI). Trazó el puente sobre el Vadillo en Sigüenza (1588), la torre de San Juan de Secadura (1592); fue maestro de obras de la catedral de Sigüenza (1578-1598), trazandola ventana que da luz al camarín y la portada del lado de la epístola, entre otros elementos.

Simón de Bueras. Escultor y entallador. (Natural de Bueras, Siglo XVI). Su primera intervención documentada se remonta al año 1534, en la traza del retablo de San Andrés de Valtierra de Riopisuerga (Burgos). Entre 1540 y 1542, intervino en la ejecución de la mazonería del retablo mayor de Arnuero (sobre trazas procedentes de Aragón). En 1544 concluyó el retablo mayor de Yudego (Burgos). De 1550 a 1557 figura trabajando para la catedral de Burgos, encargándose de los traslados de la sillería. En 1557 cobró la realización del retablo mayor de la colegial de los Santos Mártires de Santander (catedral). En 1588 labró la sillería del coro de legos de la Cartuja de Miraflores (Burgos). Se le atribuyen el retablo mayor de la parroquia de Marmellar de Abajo y el retablo mayor de Poza de la Sal, ambos en Burgos.

Melchor de Bueras. Maestro de Cantería. (San Mamés de Aras, ¿?–Madrid, 1692). Miembro de una importante familia de artífices, se estableció en Madrid donde fue autor de numerosos proyectos, ganando prestigio en el seno de la nobleza capitalina y representante del primer barroco que se inició en su época. Entre las obras que se le atribuyen se cuentan las casas del Duque de Osuna de la calle San Joaquín, la casa del Marqués del Carpio de la calle Barrionuevo, la casa de la Marquesa de Villasierra, la casa de la Marquesa de moncada y la casa de la Marquesa de Villapalma. También intervino en San Bernardo de Oropesa, el convento de Nuestra Señora de Sopetrán de la Orden de San Benito, la sacristía del Colegio Imperial de Madrid y el claustro del convento de Santo Tomás de Madrid.

Juan de Nates. Maestro de cantería. (Secadura, ¿?–¿?, 1613). Marchó a Valladolid y en 1572 intervino en la Colegiata de San Luis de Villagarcía de Campos, junto a Juan de la Vega y Juan Ribero de Rada. En 1575 llegó a El Escorial –se cree que ya con la categoría de maestro–. Esta obra le influyó profundamente, llegando con el tiempo a convertirse en uno de los principales difusores del clasicismo en la Meseta norte. En Valladolid trazó la iglesia de Santa María de los Caballeros de Fuentelapeña (1580), Nuestra Señora de las Angustias (1597-1604) y, junto a Juan de Nates y Mateo de Elorriaga, las del monasterio de Las Huelgas Reales de Valladolid (1581) y de Santa María la Real (1583) –el exterior es obra de Nates, el interior obra conjunta de Nates, Ribero Rada y Elorriaga–. También realizó las trazas de los soportales del primer patio del primer patio del convento de San Francisco de Valladolid (1592), de la sacristía de Nuestra Señora la Antigua de Valladolid (1602), la cubrición de la escalera principal del colegio de la Orden de Santiago de Salamanca (1613), junto a Fray Alberto de la Madre de Dios, y se le atribuye el diseño de La Compañía de Jesús Santander.

Juan de Naveda. Maestro de cantería. (¿?, San Mamés de Aras– 1640, ¿?). Se formó en torno a Diego Gómez de Sisniega en Segovia. Fue maestro de Obras Reales de la Costa del Cantábrico en 1617 y maestro mayor del Arzobispado de Burgos en 1632, así como uno de los introductores del clasicismo en Cantabria. Miembro del influyente grupo de canteros que trabajó en Lerma a comienzos del siglo XVII, realizó las trazas del convento de la Encarnación de las Agustinas Recoletas de Valladolid (1618), la girola de la catedral de Oviedo (1621), la capilla de Nuestra Señora del Rosario de la iglesia colegial de Santander (1625) y la desaparecida cúpula sobre pechinas del crucero de la catedral de León (1631), de la cual fue maestro mayor. También diseñó el interior de la iglesia del convento del Soto en Iruz.

Juan de Ribero Rada. Maestro de cantería. (Rada, 1540–¿?, 1600). Activo a lo largo de más de cuarenta años en León, Oviedo, Valladolid y Salamanca. Fue uno de los primeros en traducir a Andrea Palladio al castellano y una de las principales figuras del clasicismo, corriente cuyas características recibió de sus lecturas y contactos con maestros que intervinieron en El Escorial y en otros proyectos de Juan de Herrera. ... más información >>

Nicolás del Ribero. Maestro de cantería (Natural de San Pantaleón de Aras, Siglo XVI). En 1551 consta como escultor y entallador en la fachada del Colegio de San Ildefonso de Alcalá de Henares. Durante las décadas de los cincuenta, sesenta y setenta del XVI, trabaja en varios proyectos, entre ellos dirige las obras de las iglesias de Alovera y La Yunquera de Henares. En 1575, empieza a trabajar en el monasterio de El Escorial, permaneciendo más de diez años y llegando a ser uno de los maestros que más obra contrata.

Diego de Sisniega. Maestro de cantería. (¿?, San Mamés de Aras–¿?, ¿?). Procedente de la villa de Palenzuela, se le documenta desde 1675 trabajando en El Escorial, donde permaneció hasta 1685. Dio trazas del Puente de Arce, junto a otros maestros (Lope García de Arredondo, Pedro de la Torre Bueras...). Desde 1594 aparece trabajando en la catedral de Segovia. Hacia 1600 regresa a Voto y traza hacia 1610 su vivienda y una capilla en San Mamés de Aras, así como el palacio de Juan Fernández de Valle.

Juan de la Vega. Maestro de cantería. (1514?, Secadura–¿?, ¿?). Se inicia con maestros de Cantabria oriental como Juan de Escalante. En 1553, trabaja en el hospital de la Resurrección de Valladolid. Vinculado profesional y personalmente a Juan de Nates (su hija se casa con él), su primera traza documentada se fecha en 1572, se trata de la capilla de Hernán López de Calatayud en San Antón de Valladolid. en aquellas fechas trabaja en la colegiata de San Luis de Villagarcía de Campos junto a Juan de Nates y Juan de Ribero Rada. Desde 1574, está al frente de la obra de la parroquial de Herrera de Duero, junto a Gonzalo de Sobremazas.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies