Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios

gobierno de cantabria
el diario montañes
Riotuerto historia


La ocupación humana en el municipio de Riotuerto viene testificada por los restos hallados en las cuevas del Canónigo, en la localidad de Rucandio, y en las cavidades de La Peña y La Tea, ambas ubicadas en La Cavada, en donde se han encontrado cerámicas pertenecientes a la Edad del Bronce.

No obstante, las primeras noticias documentales de este emplazamiento datan del año 1085 en el Cartulario de Santa María del Puerto de Santoña. En época bajomedieval sus heredades pertenecieron al abadengo de Santander, mientras que la localidad de Rucandio estuvo históricamente diferenciada por su pertenencia al señorío de Escalante.

En el Becerro de las Behetrías (1351) el municipio aparece bajo la jurisdicción de Pedro González de Agüero y el dominio de la Casa de los Velasco.

El desarrollo del municipio se produjo en la Edad Moderna, tras la instalación en La Cavada de la fábrica de piezas de artillería gracias a un privilegio otorgado a Jorge de Blande. Con su inauguración, el 11 de noviembre de 1650, se pusieron en marcha los primeros altos hornos de la Península.

En La Cavada llegaron a funcionar tres hornos que, junto a los dos instalados en Liérganes, suministraron armamento a plazas fuertes de España y a las colonias, así como también a la Armada Real. Sin embargo, la crisis sufrida por ésta a finales del siglo XVIII trajo consigo la paralela decadencia de estas industrias y la reducción de la actividad, que se convirtió en insignificante a comienzos del siglo XIX, por lo que en 1826 cerró definitivamente la fundición de cañones.

El declive de las fundiciones fue suplido por la instalación de la fábrica de tejidos La Montañesa Textil S. A., fundada por Juan de la Pedraja en el año 1847 aprovechando el mismo edificio de la fábrica de cañones.

Dicha factoría constituyó la primera industria textil en Cantabria dedicada a la fabricación de tejidos e hilados de algodón, y llegó a contar con 450 trabajadores. No obstante, y tras más de cien años de actividad, La Montañesa Textil cesó su actividad en 1960.

Riotuerto perteneció durante el Antiguo Régimen al tercio de Allendelagua, que formaba parte de la Real Junta de Cudeyo, y se integró en el Corregimiento de las Cuatro Villas de la Costa de la Mar.

Al crearse los ayuntamientos constitucionales (1822) se formaron dos con el tercio de Allendelagua, uno de los cuales abarcaba el concejo de Riotuerto, dentro del partido de Liérganes.

En la reforma de 1835 se le agregó el de Rucandio, aunque en esta ocasión fue adscrito al partido judicial de Entrambasaguas. Cincuenta años más tarde pasó al de Santoña y, posteriormente, al de Santander. Desde 1992 pertenece al partido judicial de Medio Cudeyo.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies