Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios

gobierno de cantabria
el diario montañes
Ribamontán al Mar historia escudo de Ribamontán al Mar


Además del hallazgo de algunos objetos del Paleolítico Inferior en Somo y Galizano, en la línea de acantilados que se extiende entre Langre y la punta de Cucabrera han aparecido una serie de yacimientos que evidencian la presencia humana en fases tardías de la Prehistoria, en concreto en el Neolítico y el Calcolítico. Precisamente en Galizano se documenta un yacimiento en el que aparecen restos cerámicos en el contexto de un conchero.

Como en buena parte de Trasmiera, el periodo de administración romano y los primeros siglos de la Edad Media son difíciles de rastrear en la zona, si bien han aparecido restos de lo que podría haber sido un pequeño poblado romano en Galizano. Los primeros testimonios documentales se remontan a los primeros siglos del milenio. Carriazo consta desde el año 927, en el marco de un juicio que preside el conde Munnio Muñoz; Nuestra Señora de Latas aparece referida en 1068; y Suesa figura en 1075, en relación con una donación de terrenos. En el Becerro de las Behetrías, concluido en 1352, aparecen Carriazo, Castanedo y Galizano como dependientes de la Casa de Agüero.

A lo largo de aquel periodo los lugares de este territorio se fueron organizando en una serie de entidades administrativas que terminaron conformando la Junta de Ribamontán. Se trata de los concejos de Anero, Carriazo, Castanedo, Cubas, Galizano, Langre, Las Pilas, Liermo, Latas (Somo y Loredo), Omoño, Pontones, Suesa, Valle de Hoz y Villaverde. Aquella junta es una de las cinco que integraron la Merindad de Trasmiera, distrito articulado a lo largo de la Edad Media, que tenía su capital en Hoz y estuvo integrado, desde tiempos de los Reyes Católicos, en el Corregimiento de las Cuatro Villas de la Costa de la Mar.

Durante la Edad Moderna Trasmiera fue cuna de numerosos maestros canteros activos en numerosas empresas civiles y religiosas que entonces se acometieron en la Corona española. Los artífices de la Junta de Ribamontán en particular cobrarán importancia a partir del siglo XVII, como difusores del clasicismo tardío y el barroco, destacando las familias de los Vélez de la Huerta, los Pontón Setién y los Velasco.

En 1822, cuando se constituyeron los ayuntamientos constitucionales, la Junta se dividió en dos términos que tomaron el nombre de Anero y Ribamontán al Mar (Carriazo, Cubas, Galizano, Langre, Latas –Somo y Loredo– y Suesa). Éste ha formado parte del partido judicial de Liérganes (1822), Entrambasaguas (1835), Santoña (1885), Santander (1965) y Santoña (1992), en el que permanece.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies