Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios

gobierno de cantabria
el diario montañes
Medio Cudeyo personajes escudo de Medio Cudeyo
linea decorativa linea decorativa

Enrique Aja Cagigas. Ciclista. (Solares, 1960). A los pocos meses de su nacimiento sus padres fijaron residencia en Villaverde de Pontones. Como juvenil consiguió varias victorias, representando a Cantabria en los Campeonatos de España. Permaneció cuatro temporadas como aficionado, dos en el Santiesteban y dos en el Reynolds. Participó en los mundiales de ciclismo y otros campeonatos en el extranjero. ... más información >>

Ricardo Bernardo. Pintor. (Solares, 1897– Marsella, Francia, 1940). En 1909 finalizó sus primeros estudios en la Escuela Nacional de Valdecilla y un año más tarde, la Diputación de Santander le concedió una beca para acudir a la Academia de Bellas Artes de Madrid. En 1914 comenzó a estudiar la Escuela Especial de Pintura, Escultura y Grabado de Madrid. En 1918 interrumpió sus estudios y tuvo lugar su primera exposición en el Ateneo de Santander. Un año después tomó parte en la Exposición de Artistas Montañeses y volvió a presentar sus trabajos de estilo costumbrista (entre ellos Los Piteros) en el Ateneo de Santander, cosechando un gran éxito. ... más información >>

Ana María Cagigal Casanueva. Periodista. (Santander, 1900–Sobremazas, 2001). En 1935 dio sus primeros pasos en poesía y a finales de aquel mismo año entró a formar parte de la directiva de la sección femenina del Ateneo de Santander. En 1936 comenzó trabajar como redactora en La Voz de Cantabria de orientación republicana conservadora. Después de la Guerra regresó de su exilio en Francia y trabajó en el Alerta. Marchó a Barcelona y colaboró con periódicos como La Vanguardia y Solidaridad Nacional. Entre 1945 y 1946 escribió su primera y única novela, Leña húmeda,de corte autobiográfico, al tiempo que continuó escribiendo poesías, entre las cuales se cuentan Viento en el mar, Vendaval o Montañés, que retratan aspectos del paisaje y la gente de Cantabria. En el año 2000, bajo el patrocinio de la Consejería de Cultura y el Ayuntamiento de Medio Cudeyo, se publicó una breve antología de su obra literaria bajo el título de Amor de mar y otros trabajos, seleccionada por José Ramón Saiz Viadero. El mismo año de su fallecimiento apareció la antología de jóvenes poetisas de Cantabria titulada En homenaje a Ana María Cagigal. (Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria)

Alfredo Cortabitarte López. Religioso (Heras, 1927). Se formó como perito agrícola. Ingresó en 1945 en la Congregación de Hermanos de las Escuelas Cristianas en Bujedo (Burgos). Hizo profesión religiosa en 1947 y cambió su nombre civil por el de Julio Venancio. En 1949 fue destinado al colegio La Salle de Arequipa (Perú). Se graduó de maestro de Segunda Enseñanza y se doctoró en Pedagogía por la Universidad Complutense de Madrid. En 1951 dirigió varios centros docentes en Bolivia, Perú y Argentina. En 1952 hizo su profesión perpetua. Retornó a España en 1987 y trabajó durante nueve años en Santander, en el Colegio del Poblado Pesquero del Patronato de Obras Sociales Marqués de Valterra y en el Colegio La Salle. Pero regresó a América, donde continúa como director de Estudios y Administración del Colegio de Cochabamba. Está en posesión de la medalla de oro de la Asociación Nacional Boliviana de Colegios, la medalla de oro del municipio de Cochabamba y sus alumnos del Colegio de Oruro la Medalla de Plata de los Mineros. (Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria).

Francisco de los Cuetos. Maestro ensamblador. (1572, Sobremazas–¿?, ¿?). En 1606 empezó a trabajar en un retablo para la iglesia de San Miguel de Campuzano, junto al ensamblador Pedro de la Riva, sobre las trazas de Juan de Sobremazas. Entre 1627 y 1629 recibió dinero por su participación en el relicario de la iglesia de San Lorenzo de Pámanes. En 1629 dio traza para la cajonería y escalera de coro de la parroquia de Pámanes. Aquel mismo año empezó a trabajar en el retablo mayor de la iglesia de Villar junto a su hijo Felipe (Francisco de los Cuetos sólo construyó el banco). Está también documentada su participación en los retablos laterales de Santa María de Hoz de Abiada. (Fuente principal: Gran Enciclopedia de Cantabria)

Felipe de los Cuetos. Maestro escultor. (1615, Sobremazas–1676, ¿?). Consta trabajando en 1629 junto a su padre Francisco de los Cuetos en el retablo mayor de Villar, en el cual labrará diversas piezas e imágenes. Entre 1634 y 1636, está documentada su participación en los retablos de la iglesia de Hoz de Abiada. En 1671 realizó el viril de la parroquia de La Lomba y de 1673 a 1674 trabajó en la Colegiata de Cervatos, interviniendo en las capillas laterales (se le atribuye la imagen de La Inmaculada Concepción). (Fuentes: Gran Enciclopedia de Cantabria).

Calixto Fernández de Camporredondo. Poeta. (Sobremazas, 1815–Santander, 1857). Estudió en el colegio de los Escolapios de Villacarriedo. Durante la primera guerra carlista sirvió en el Batallón Franco de Voluntarios de Cantabria, llegando a sargento de granaderos (1835-1837). En su juventud colaboró en varios periódicos santanderinos, como El Buzón de la Botica, El Censor y El Despertador Montañés, con poesías serias y burlescas, entre las que destaca ‘Expedición de los trasmeranos a Pando en 1808’, publicada en El Censor. Se presentó a un certamen convocado por la Academia de Buenas Letras de Barcelona, con ‘Las armas de Aragón en Oriente’, y ganó el segundo premio –el primero le fue concedido a Joaquim Rubió i Ors–. Camporredondo fue seguidor de autores como Manuel José Quintana (1772–1857), escritor apegado a la retórica neoclásica, componen su obra elegías, odas, versos patrióticos, amorosos y festivos. Cossío le considera precursor de los poetas románticos montañeses y señala en particular composiciones como ‘A los antiguos cántabros’ y ‘A la inauguración del ferrocarril de Isabel II’. Su obra quedó dispersa y se recogió, a título póstumo, en la selección Ecos de la Montaña (1862), prologada por José María Pereda. (Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria).

Jerónimo de la Gándara. Arquitecto. (Ceceñas, 1825–¿?, ¿?). Fue alumno de las clases de dibujo impartidas por el arquitecto Antonio de Zabaleta en el Instituto Cántabro, y en 1848 recibió el título en la Escuela Especial de Arquitectura de Madrid con el número uno de su promoción. Pensionado varias veces entre 1848 y 1853 para estudiar la arquitectura moderna de Alemania e Inglaterra, fue uno de los primeros arquitectos españoles en visitar Atenas, donde en 1850 levantó los planos del Partenón. Profesor en 1853 de la Escuela de Arquitectura de Madrid, a partir de 1855 fue catedrático de Composición y desde 1864 profesor de Teoría del Arte. En 1863 fue nombrado director del proyecto de Exposición Hispanoamericana. Es autor de algunos de los proyectos más emblemáticos de la España isabelina, como el Pabellón Español para la Exposición Universal de París de 1867, la reforma de la fachada del Senado y los teatros de La Zarzuela en Madrid (1856), Lope de Vega y Calderón en Valladolid (1861 y 1864) y el de Jerez de la Frontera (1866). Realizó también numerosos proyectos domésticos en Madrid con habituales referencias a la arquitectura ítalo-alemana de inspiración clásico-renacentista. En 1873 se jubiló de la Escuela de Arquitectura. (Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria).

Ángel de la Hoz Fernández Baldor. Fotógrafo y pintor. (Solares, 1922). Artista muy vinculado al movimiento cultural y artístico de Cantabria, en el que ha sobresalido especialmente por su dedicación a la fotografía. Desde su niñez mostró dotes para las artes plásticas. En 1943 interrumpió sus estudios e derecho y se incorporó al servicio militar, aprovechando el tiempo para completar su formación autodidáctica en materia artística. Después de liberarse montó un estudio de pintura en la calle Canalejas de Santander, junto al también pintor y ceramista Miguel Vázquez. En aquel tiempo entró en contacto con el grupo Proel y colaboró en varias de sus publicaciones. Perfeccionó su técnica fotográfica en Bilbao y abrió estudio privado en la Avenida Calvo Sotelo de Santander en 1948.... más información >>

Antonio Ibáñez de la Riva Herrera. Religioso. (Solares, primer tercio del siglo XVII–Zaragoza, 1709). Fue Colegial Mayor de San Ildefonso de Alcalá, Canónigo Magistral de la Catedral de Málaga, Obispo de Ceuta, Arzobispo de Zaragoza en 1686, Virrey de Aragón, Inquisidor General de España, Presidente del Consejo de Castilla, Arzobispo de Toledo en 1709 y propuesto por Felipe V para la Silla Primada. Fue enterrado en la Seo de Zaragoza. Se conserva su palacio familiar en Solares.

Fernando de Malla. Maestro escultor. (Anaz, siglo XVII). Desarrolló su actividad en el primer tercio del siglo XVII. En 1622 acudió al remate del relicario de la iglesia de Novales, que terminó realizando Juan de la Iglesia. En 1623 contrató el retablo de la iglesia de Nuestra Señora de las Lindes en Suances. Entre 1624 y 1626 ejecutó el relicario de la iglesia de Pámanes, para la que también esculpió la imagen de San Lorenzo, en 1633. Su obra más importante, llevada a cabo entre 1629 y 1637, fue la hechura del retablo y relicario de la iglesia de Miera, según trazas de Francisco de la Casanueva. (Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria).

Ramón Pelayo de la Torriente. Empresario. (Valdecilla, 1850–1932). Hijo de modestos comerciantes, marchó a Cuba el año 1864, después de finalizar sus estudios primarios. Trabajó en el comercio en Cienfuegos, y como propietario de un pequeño ‘abarrote’ en Matanzas, donde puso la primera piedra de su fortuna. Marchó a Estados Unidos en plena revolución industrial y conoció allí nuevas técnicas de explotación de tierras. De vuelta a Cuba compra una finca en el ´termino de Aguacate. ... más información >>

Gervasio Portilla Portilla. Empresario. (Sobremazas, 1910–1982). Estudió en la Escuela Profesional de Peritajes y Oficios de Santander. Creó, junto a José Bilbao y Darío Mantecón, la sociedad de transportes Productos Dolomíticos, S.A. Con el paso de los años incrementó la flota de camiones de la empresa –desde 1946 Gerposa–. En 1972, tenía entre propios y adheridos 400 vehículos y había logrado ser básica en el transporte de productos elaborados en Cantabria: Solvay, Sniace, Calatrava, Robert Bosch, Nueva Montaña Quijano, Nestlé... En 1995 las acciones (salvo aquellas que pertenecían a la familia Portilla) fueron vendidas y se constituyó una nueva sociedad con un equipo rector integrado por Santiago Villaverde, Fernando Martínez Valle, Javier Toranzo y el grupo inversor británico «3i». Cuatro años fue vendida prácticamente en su totalidad al grupo noruego Christian Salvensen. (Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria).

Anselmo Portilla Rodríguez. Escritor y periodista. (Sobremazas, 1816–1879). Realizó sus primeros estudios en Santa María de Cudeyo y completó su formación en Burgos. En 1836 se trasladó a Madrid. En 1840 emigró a América y se estableció en México. Allí trabajó como redactor en el periódico Eco del Comercio y publicó en otros diarios como El Católico, La Voz de la Religión y El Espectador de México. Fundó El Español y El Eco de España. En 1857 marchó con su familia a Nueva York y desde allí se dirigió a Cuba, donde dirigió El Diario de la Marina. Regresó a México en 1862 y entabló amistad con el general Prim, que estaba allí con las tropas españolas. Durante el gobierno del emperador Maximiliano (1864-1867) editó el periódico El Diario del Imperio. Entre sus obras destacan: España en México; Cuestiones históricas y sociales (1871); Historia de la revolución de México contra la dictadura del general Santa Anna (1856), y México en 1856 y 1857. Gobierno del general Comonfort (1858), así como la novela Virgina Steward. (Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria).

José Santiago-Costa Colmenares. Militar. (Heras, hacia 1650–Lima, Perú, 1741). Emigró a las Indias y fue gobernador de Huencavélica, oidor decano de Lima, presidente y capitán general de Chile. Fundó la villa de Quillote. Se cruzó caballero de Calatrava. Escribió varios tratados de Gobierno. (Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria).

Severino Prieto Peña. Jugador de bolos. (Solares ,1911–Torrelavega, 1989). Jugador, directivo y árbitro de bolos. No figura ningún campeonato en su palmarés, dado que los torneos no tuvieron carácter oficial hasta 1941. Fue cofundador de la Peña Bolística Torrelavega en 1933, en cuya directiva figuró hasta 1982, cuando accedió a la secretaría técnica de Construcciones Rotella y fue el primero en inscribirse en el Colegio Regional de Árbitros. (Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria).

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies