Francisco Hermosa y Revilla.

Noble y empresario. (Pámanes, 1657–Madrid, 1714). Hijo de Juan Manuel de Hermosa y Avellano y Josefa de Revilla y Gallo. A los doce años fue encomendado a su tío, Francisco Pino de Hermosa, en aquel momento obispo de Jaén, que había sido presidente de la Real Chancillería de Valladolid y obispo de Salamanca. A la muerte de éste, Francisco Hermosa entró en el servicio del duque de Arcos de la Frontera. Su matrimonio con María Núñez de Prado y Yuste de la Torre, miembro de una de las más nobles familias de Andalucía, propietaria de grandes olivares, le situó en una posición óptima. Alcanzó el puesto de Gobernador de la villa de Rota. Tras enviudar se trasladó a Sevilla, ciudad en la que emprendió diversos negocios que contribuyeron a aumentar su fortuna, y se casó con Manuela Hidalgo de León. A partir de 1702 aprovisionó al ejército de Felipe V en la defensa de Andalucía. En 1703 se trasladó a Madrid y tras enviudar de nuevo se casó con Teresa González Lanzas. Su decidida defensa de la casa de Borbón durante la Guerra de Sucesión, le valió el otorgamiento del título de Conde de Torrehermosa. A lo largo de su vida reunió los títulos de Caballero de la Orden de Calatrava, Gentilhombre de Cámara de su Majestad, miembro del Consejo de la Cruzada y Veinticuatro de la Ciudad de Sevilla; así mismo fue Veedor de los ejércitos de Felipe V y Administrador de rentas, emolumentos y gabelas. Mandó construir el Palacio y la Torre de Elsedo, cuyas obras comenzaron en 1710 y terminaron cuando el conde ya había muerto.

 
cerrar