Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios

gobierno de cantabria
el diario montañes
bárcena de cicero historia escudo de barcena de cicero
linea decorativa linea decorativa


El territorio en que hoy ocupa el municipio de Bárcena de Cicero fue frecuentado por comunidades prehistóricas, cuya presencia ha sido documentada en yacimientos localizados en la elevación de Montehano (Escalante). En época romana, fue zona de paso y se considera que, ya en aquel entonces, existía una embarcación que salvaba la ría de Treto.

La primera referencia documental de Bárcena data de 1085, en relación a una donación de tierras de cultivo de viñas. Ambrosero se configuró como villa en 1136, recibiendo franquicias de Alfonso VII. En 1165 Alfonso VIII la entregó a Santa María de Puerto, monasterio que dependía desde 1158 de Santa María la Real de Nájera. Moncalián surgió en torno a la iglesia de San Esteban, cedida a Santoña en 1254 por Diego Pérez de Bárcena. Tanto Bárcena como Cicero aparecen citados en el Becerro de Behetrías, de 1352: el primero, dependiente de la casa de Agüero y el segundo, de la abadía de San Salvador de Oña.

Al final de la Edad Media los concejos de Adal, Ambrosero, Bárcena, Cicero y el barrio de Ballesteros y la villa de Moncalián, entonces tierra de realengo, se integraron junto a otros cinco vecinos (Beranga, Hazas, Praves, Riaño y Solórzano) en la Junta de Cesto. Ésta formaba parte de la Merindad de Trasmiera, distrito administrativo documentado desde el siglo IX y articulado en la Baja Edad Media, que logró sobrevivir hasta 1834, integrada desde los Reyes Católicos en el Corregimiento de las Cuatro Villas de la Costa de la Mar. En Bárcena se reunió durante los siglos XVI y XVII la Hermandad de Cuatro Villas.

En 1822, con la formación de los ayuntamientos constitucionales, la Junta se dividió en tres: Cesto, Solórzano y Cicero; éste último integraba los lugares que hoy conforman Bárcena. En 1835, tras una nueva reorganización, fue adoptada la denominación actual.

Este municipio ha pertenecido a los partidos judiciales de Liérganes (1822), Entrambasaguas (1835) y Santoña (1885), en el que permanece.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies