Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios
web municipal

gobierno de cantabria
el diario montañes
Piélagos patrimonio religioso
patrimonio arqueológico
 patrimonio civil
patrimonio industrial 
linea decorativa linea decorativa

Las localidades de Piélagos acogen numerosas construcciones religiosas de interés. Entre ellas se cuentan la iglesia de Santa María (Barcenilla), Santa Eulalia (Liencres), San Julián (Zurita), San Martín (Carandía), Santa Eulalia (Oruña), La Asunción (Arce), Santa María (Renedo), San Pedro (Vioño), la Inmaculada y San Julián (San Ramón) (Mortera), San Vicente (Vioño) y Santa Columba (Quijano).

Santa María de Barcenilla es un templo de origen medieval, de una nave y estilo conforme los parámetros del románico, en la portada consta el año 1226. Santa Eulalia de Liencres fue es un templo de tres naves levantado en el siglo XVII y completado en el año 1706 con la terminación de la torre. En su construcción intervinieron, entre otros, los maestros de cantería Antonio de Helguera, Simón y Antonio de Estrada y Francisco Calderón. Custodia un retablo mayor cuyo libro de fábrica comprende las fechas 1657-1743, su estructura recuerda tanto al taller de Siete Villas como a las obras del taller santanderino (se atribuye la obra a Luis de Padevilla).

San Julián de Zurita fue levantada a instancias del arzobispo Navarrete hacia 1709, custodia un retablo mayor obra dorado por Antonio de la Torre y Juan Simón en 1761, trazado por Cosme de Vierna hacia 1753-1761; así como dos retablos colaterales dedicados a San Antonio de Padua y Nuestra Señora de la Soledad, el primero construido a partir de un diseño de Cosme de Vierna, realizado a mediados del siglo XVIII y el segundo con un diseño similar. San Martín fue reedificada en el año 1712, año en que fue alzada la capilla mayor.

Santa Eulalia de Oruña, es un templo de tres naves, con torre a los pies, levantadas a comienzos del siglo XVIII. Intervinieron entre otros los maestros de cantería Juan de Alsedo, Celedonio Galán, Juan de la Peña, Roque Sainz de Otero, Juan de San Juan y Pedro de Sierra. La Asunción de Arce fue levantada en el siglo XVII, la torre fue levantada en 1735, siguiendo el modelo de las trasmeranas.

Santa María de Renedo es un templo de origen medieval, si bien la actual fábrica se remonta al siglo XVII, centuria a lo largo de la cual fue remodelada, siendo construida en 1693la capilla de los Bustamante a instancias de Fernando Antonio de Bustamante Rueda y Velasco. Entre las obras muebles que custodia se cuentan el retablo mayor ejecutado hacia 1670-1675, similar a otras obras de Camargo y Pielagos, y el retablo de la capilla de los Bustamante, fechado hacia 1710 y cercano a los trabajos de los talleres de Cudeyo, del retablista Jerónimo de la Revilla. San Vicente de Vioño es un templo de una nave levantado en los siglos XVII-XVIII. Custodia un retablo colateral prechurrigueresco construido a finales del XVII, XVIII.

La Inmaculada Concepción y San Julián (en ocasiones llamada San Ramón) de Mortera es un templo de tres naves, cabecera poligonal y torre de dos cuerpos el superior octogonal que fue proyectado por el arquitecto diocesano Alfredo de la Escalera y Amblard –autor también de las escuelas de la localidad–. Se comenzó en 1880 y fue inaugurado en 1886, su financiación corrió a cargo de Ramón Herrera, conde de Mortera. En lo que respecta a la iglesia de Santa Columba de Quijano, es de destacar el retablo mayor prechurrigueresco que custodia, contratado en 1681 po el ensamblador Juan de Camporredondo, con esculturas de Dionisio de Pumera.

En cuanto a los santuarios menores se cuentan la ermita de la ermita de Santa Ana, en Arce, del siglo XVI; la capilla de San Miguel, en Quijano, del XVII; el santuario de la Virgen de Valencia, en Vioño, del año 1622; la ermita de San Gregorio y San Antonio, en Barcenilla, levantada a finales del XVII; la ermita de San Antonio, en Renedo, con una sacristía de 1724; Nuestra Señora de la Concepción de Arce, levantado en 1729 y la ermita de san Miguel, en Oruña, de mediados del siglo XX.

iglesiaLa Ermita de San Cipriano en Oruña de Piélagos, de estructura formada por dos cuerpos de diferente tamaño y unidos por un gran arco, puede ser del siglo XVI y la hermosa espadaña del XVIII.
La ermita se encuentra en un hermoso paraje llamado El Socobio. El abandono que sufrió durante las últimas décadas del siglo anterior fue la causa del cese de culto. El deplorable estado en que se encontraba amenazaba ruina y peligraba la integridad del edificio. En 2008 fué rehabilitada e inaugurada por el obispo de la diócesis de Santander

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies