Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios

gobierno de cantabria
el diario montañes
Ruente patrimonio civil
patrimonio religioso 
 
patrimonio industrial
linea docorativa linea decorativa

En los cuatro núcleos de población del municipio se puede ver un amplio muestrario de viviendas de piedra levantadas en la Edad Moderna; son numerosas aquellas cuya fachada está dominada por una solana –galería corrida– tendida entre muros cortafuegos, elemento muy popular en las Asturias de Santillana. Barcenillas constituye uno de los conjuntos de arquitectura rural más representativos de Cantabria. En esta localidad se alzan varias residencias señoriales muy bien conservadas y adornadas con escudos de armas. Sobresalen las dos adosadas de la plaza del Cantón –una de ellas porta las armas de Cos y se data en el XVI– y la casa de Calderón, una construcción de mediados del siglo XVIII, de planta rectangular, cubierta a dos aguas, soportal de doble arco, solana de cinco tramos y escudo en la fachada oeste.

En la capital, Ruente, destacan tres edificaciones: la casona de Cossío y Terán (barrio de Gismana), la casa de Esteban González de Linares, llamada el palacio de Mier (barrio Monasterio) y la casa de La Nogalera (barrio Ruente). El palacio de Mier fue declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento en 1992. Fue construido en la segunda mitad del siglo XVIII, reúne los elementos propios de la arquitectura ilustrada de Asturias (no obstante en una de sus fachadas se inscribió la fecha 1886). Tiene planta cuadrada de dos alturas y cubierta a cuatro aguas. La puerta de ingreso presenta un arco rebajado entre pilastras rehundidas y dos vanos. En el piso superior se abren tres balcones volados enmarcados por sencillas orejeras. Sobre el central se sitúa el escudo con las armas de Mier, Terán y González de Linares. El conjunto se completa con una capilla particular de planta rectangular cubierta a dos aguas. Por último, la casa de La Nogalera, es una edificación del siglo XVIII (fue restaurada en 1963), a cuya corralada se accede a través de una portalada de arco rebajado con relieves de símbolos eucarísticos.

En Ucieda se localizan dos residencias de la Edad Moderna de gran atractivo: el palacio de Quirós (barrio de Ucieda de Abajo) y el de Escagedo (barrio de Ucieda de Arriba). El palacio de Quirós está rodeado por una finca y se accede a él a través de una amplia portalada de remate horizontal y acceso principal bajo arco rebajado, junto a la cual se abre una puerta más pequeña sobre la cual se ven las armas de Bernaldo de Quirós. Del siglo XVIII, presenta planta rectangular, dos alturas y cubierta a dos aguas. En la fachada principal se ubica un zaguán de tres arcadas de medio punto y el escudo de armas de Calderón. El palacio de Escagedo es un ejemplo de la pervivencia del clasicismo en los años finales del XVII, y principios del XVIII; presenta planta cuadrada, dos alturas y cubierta a cuatro aguas. Su fachada norte, de perfecta sillería, tiene un soportal formado por cuatro arcadas de medio punto y el piso noble, una serie de pilastras adosadas cajeadas. En el arquitrabe de una ventana hay grabada una cruz con la fecha 1772.

Por último La Miña es también un núcleo de interés, aquí son de destacar una serie de viviendas adosadas junto a la calle principal, una de ellas con una inscripción que la fecha en 1743, y las casas del Madero y de Velarde, ambas del siglo XVIII; la segunda está adornada con unas pinturas situadas en los cortavientos que representan a Cristo crucificado y la Virgen.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies