Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios

gobierno de cantabria
el diario montañes
Cabuérniga historia escudo de Cabuérniga
linea decorativa linea decorativa


Este término municipal comprende cuatro de los diez concejos que conformaban antiguamente la jurisdicción del valle de la Merindad de las Asturias de Santillana. Aquella demarcación territorial que constituye el valle de Cabuérniga se dividió, en el siglo XIX, en los tres ayuntamientos constitucionales de Ruente, Valle y Los Tojos.

Si bien algunos documentos altomedievales hablan de las gentes de este valle como repobladoras de Castilla, las citas más antiguas sobre los centros religiosos, iglesias y ermitas de los antiguos poblamientos o concejos aparecen en torno al año 1000. Se constata así la dependencia al monasterio de Santa María de Yermo, de las iglesias de Santa Eulalia de Terán y San Adriano del Valle, y la dependencia también de Viaña y Carmona en el siglo IX al monasterio de Cardeña, al que se anexionó Santa Eulalia de Cabuérniga.

En cuanto a la articulación de la zona en la Cantabria medieval, el valle de Cabuérniga formaba parte de la Meridad de Asturias de Santillana, junto a los valles de Camargo, Cayón, Penagos, Piélagos y Villaescusa y los valles de Alfoz de Lloredo, Cabezón y Reocín. Este distrito administrativo consta en el Becerro de las Behetrías de 1352 junto a las merindad de Liébana-Pernía, la de Aguilar de Campoo (que incluía a Campoo) y la merindad mayor de Castilla Vieja (que englobaba la Merindad menor de Trasmiera).

Si bien en el siglo XIV los hombres del valle aparecen como gentes de behetría (labradores que escogen libremente su dependencia señorial), la consolidación de los señoríos territoriales posibilitó en Cabuérniga la expansión del más poderoso de los linajes locales de las Asturias de Santillana: el de la Casa de la Vega, coincidiendo precisamente con la crisis de los señoríos eclesiásticos. En 1444, Juan II confirmó definitivamente los derechos y la jurisdicción sobre los valles de Asturias de Santillana a la familia de los Vega-Mendoza en la persona de Íñigo López de Mendoza, a quien concedió el título de Marqués de Santillana.

En 1544, Cabuérniga y los otros valles de las Asturias de Santillana emprendieron diversas acciones contra el dominio señorial de los Mendoza, siguiendo el ejemplo dado por el valle de Carriedo. El llamado ‘Pleito de los Nueve Valles’ concluyó en 1581 y se resolvió con el reconocimiento del realengo en estas zonas. En 1630, pasaron a integrar la llamada Provincia de los Nueve Valles, creada por Felipe I. Asimismo, participó en la unión de todos los distritos para constituir la provincia de Cantabria, cuyas ordenanzas sancionó Carlos III en 1779.

Finalmente, este ayuntamiento se formó en 1822, pero sin los concejos de Carmona y Viaña, que se le agregaron trece años después, cuando el municipio pasó del partido judicial de Puentenansa al de Cabuérniga, donde se mantuvo hasta hace más de medio siglo, momento en que se integró en el de Torrelavega.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies