Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios
gobierno de cantabria
 
el diario montañes
Corvera de Toranzo historia escudo de Corvera de Toranzo
linea decorativa linea decorativa


Los
primeros testimonios de la ocupación humana se remontan a la Edad Antigua y están vinculados a las Guerras Cántabras. Vestigios de esta época son los restos arqueológicos de un campo de batalla hallados en las cumbres de la Espina del Gallego y del monte Cildá.

Corvera de Toranzo formó parte durante la Edad Media del valle que le da su ‘apellido’, uno de los de la Merindad de las Asturias de Santillana. Las primeras referencias escritas de este lugar datan del siglo X y proceden del cartulario de la abadía de Santillana. En ellas se recogen las donaciones de los señores locales a este monasterio. Éste es el caso de la iglesia de San Vicente de Toranzo, de la que se tiene noticia de su cesión en el año 1018, y probablemente también de las de San Pedro de Alceda y San Andrés de Prases. Otras escrituras, del año 1103, tratan sobre las donaciones de tierras del lugar de Villegar de Toranzo a Santillana.

Estas referencias medievales permiten constatar la existencia de diferentes núcleos de población en este municipio. Buena parte de ellos eran de behetría de mar a mar, es decir, que las gentes de estos lugares podían recibir por señor a quien quisiesen, como constata el propio texto del Becerro de las Behetrías (1351). No obstante, acabó predominando el dominio del linaje local de los Ceballos durante la Baja Edad Media. La situación cambió a partir del siglo XV, cuando la familia de los Manrique se apoderó por vía hereditaria de la jurisdicción.

Aldonza de Castañeda, mujer de Garci Fernández Manrique, heredó de su padre, don Tello, la concesión del valle de Toranzo que el rey Alfonso XI había hecho a éste, su descendiente. La prueba documental de este señorío se cita en el Apeo de 1404, donde se recogen los cobros establecidos por el conde de Castañeda, título otorgado por el rey Juan II a Garci Fernández Manrique al cederle estos territorios, que hasta entonces eran de realengo.

Esta cesión dio lugar a graves conflictos, tanto con la familia de los Mendoza, que se disputaban el dominio, como con los propios habitantes de estas tierras, que reclamaban su anterior condición de behetría. A pesar de estas dificultades, el señorío de los Manrique, marqueses de Aguilar, logró afianzarse y se prolongó hasta finales del siglo XVIII.

En 1822 quedó constituido legalmente el municipio en Ontaneda, pasando a denominarse Corvera de Toranzo en el año 1835 tras la definitiva formación de ayuntamientos, establecida con arreglo al Real Decreto de 23 de julio. La capitalidad recayó, tal y como se mantiene en la actualidad, en el término de San Vicente de Toranzo.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies