Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios
web municipal

gobierno de cantabria
el diario montañes
alfoz de lloredo patrimonio religioso
patrimonio arqueológico
 
patrimonio civil
linea decorativa linea decorativa

L
as construcciones más destacadas de Alfoz de Lloredo son la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Novales), la iglesia de San Martín (Cigüenza) y el complejo neogótico que conforman la iglesia de San Pedro Advíncula y el monasterio cisterciense Viaceli (Cóbreces).

Santa María de la Asunción de Novales presenta planta de salón con tres naves de igual algura y testero poligonal, cubierta por bóvedas de crucería. Comezó a construirse a principios del XVI. En 1574 se levantó la fachada renacentista. El templo custodia un notable patrimonio mueble. Así, el retablo mayor es una notable obra romanista realizada a mediados del siglo XVII; la mayor parte de las obras de bulto que incluye fueron realizadas por el maestro de casar de Periedo Juan de la Iglesia y los relieves del banco, encargándose otro autor (se estima que pudo tratarse de Lope Núñez de Bustamante, vecino de La Serna de Iguña) de los relieves mayores, las virtudes y el Calvario; hacia 1714 el retablo fue objeto de una reforma por el arquitecto José Ortiz. Otras obras del templo son los retablos de Nuestra Señora del Rosario en la nave de la epístola, iniciado en 1707, constando como principal maestro José Ortiz, concluido y policromado en las siguientes décadas; el de la capilla de San Juan y el de Nuestra Señora de la Soledad del ensamblador Juan de la Puente Agüero en la nave del evangelio, concluido en 1722 y policromado a lo largo del siglo; y los retablos de los pilares, de la cofradía de San Crispín y San Cipriano, de los primeros años del XVIII. El órgano de la iglesia data del siglo XIX y fue ejecutado siguiendo modelos barrocos. La torre está rematada por una estructura metálica similar a la que puede verse en el seminario de Comillas. La iglesia fue incluida en el Inventario General del Patrimonio Cultural de Cantabria en 2001.

Vista de la iglesia de San Martín de Cigüenza, declarada Bien de Interés CulturalSan Martín de Cigüenza fue levantado entre 1746 y 1751, conforme a las trazas enviadas desde América por Juan Antonio de Tagle Bracho, basadas en las del convento de las capuchinas de la ciudad de Lima y similar a otros templos de la comarca peruana de Charcas. La planta fue punto de partida para la actuación del maestro de cantería Francisco Rubín de Colombres, a quien se atribuye la construcción del templo (la combinación de abovedamientos góticos con la media naranja del crucero aparece en otras obras de maestros del taller de Val de San Vicente). Tiene planta de cruz latina con una nave rematada por un ábside rectangular flanqueado por dos sacristías. El crucero está cubierto por una cúpula sobre pechinas. En la fachada destacan dos torres rematadas por dos pirámides de piedra rodeadas por una balaustrada. El retablo de la capilla mayor y los laterales son contemporáneos a la construcción de la iglesia y no llegaron a ser policromados. En la iglesia se conserva un retrato del fundador Antonio de Tagle Bracho ejecutado en Perú. La iglesia fue declarada Bien de Interés Cultural en 1992.

Respecto del complejo neogótico de Cóbreces, la iglesia de San Pedro ad Vincula fue erigida entre 1891 y 1910, sobre un proeycto de Emilio de la Torriente. Su estrecha fachada flanqueada por dos estilizadas torres rematadas por pináculos evoca la iglesia de la abadía masculina de San Esteban (Saint Étienne) de Caen, –fundada por Guillermo el Conquistador y magnífico ejemplo del románico normando–. La cabecera parece inspirada en otro gran proyecto de la arquitectura medieval: la catedral gótica de Santa María de Erfurt, en Turingia.

Por su parte, el vecino monasterio de Viaceli parte del modelo de los complejos cistercienses levantados en Francia de Santa María del Desierto de Bellegarde –fundada en 1852 y perteneciente a la diócesis de Toulouse– y Nuestra Señora de Aiguebelle –fundada en el siglo XII en los confines del Delfinado y la Provenza–. Comenzó a construirse el 10 de junio de 1906 bajo el patrocinio de Bernardo de Quirós y fue concluido en 1910. El recinto fue levantado íntegramente en hormigón, quedando responsable de las obras la Societé des Ciments Portland de Sestao.

Otros edificios religiosos que pueden verse en Alfoz de Lloredo son la ermita de San Bartolomé (Oreña), construida según modelos románicos en el siglo XII; la iglesia de San Pedro (Cóbreces), transformada en cementerio a raiz de un incendio con restos de los siglos XV y ampliaciones del XVII; la ermita de la virgen de la Guía (Oreña), la iglesia de San Pedro (Oreña), y la ermita de San Pedro (Rudagüera), las tres del siglo XVI; la ermita de San Miguel (La Busta), la iglesia de la Virgen de la Magdalena (Rudagüera) y la iglesia de San Tirso (Toñanes), las tres del siglo XVII; y la ermita de Santa Ana (Cóbreces), del siglo XVIII, con una fachada neogótica de finales del XIX.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad/ Política de Cookies