Cantabria 102 Municipios 
liébana
occidente
saja-nansa
besaya
campoo
santander
pas-miera
trasmiera
asón-agüera
oriente
descripción general
historia
personajes
patrimonio
naturaleza
población
núcleos de población
economía
etnología y folklore
gastronomía y hostelería
guía de servicios
buscador de municipios
web municipal

gobierno de cantabria
el diario montañes
Torrelavega patrimonio religioso
 patrimonio civil
patrimonio industrial
patrimonio mueble 
linea decorativa linea decorativa

En Torrelavega se encuentran varias muestras de arquitectura de interés anteriores al siglo XX, se trata de la iglesia parroquial de La Montaña, San Román (Viérnoles), San Martín (Ganzo), la ermita de Santa Ana (Tanos), la iglesia de Duález y Nuestra Señora de la Asunción (Torrelavega).

La iglesia parroquial de La Montaña es el templo más antiguo del municipio. Se trata de una construcción gótica del siglo XV. Presenta planta cuadrada con ábside cubierto de bóvedas de crucería con ligaduras. El resto del edificio es del siglo XVI.

San Román de Viérnoles es un templo de una nave divida en dos tramos y capilla mayor cuadrada, cubiertas por bóvedas de crucería; a los pies se alza una torre de cuatro cuerpos. Sus rasgos estilísticos llevan a fecharla en el siglo XVII, si bien en una de sus fachadas consta inscrito el año 1733. Custodia un retablo romanista, obra deudora de Rodrigo de los Corrales, reformado en 1702 tras un incendio; son destacables algunas de las piezas escultóricas que presenta, atribuibles al escultor Juan de Pobes.

San Martín de Ganzo es un templo de tres naves de dos tramos, con capilla mayor cuadrada a la cual se abre una capilla en el evangelio cubierta con bóvedas de crucería; a los pies se alza una torre de cuatro pisos. Se data en el siglo XVII. Su interior está muy reformado a causa de los daños originados por un incendio.

La ermita de Santa Ana de Tanos – una inscripción la fecha en el año 1667–. Se trata de un templo de planta rectangular y ábside cuadrado con cubierta de crucería. Presenta en la fachada principal portada de piedra de sillería con arco de medio punto enmarcada por un frontón hornacina. Es de reseñar la presencia en una hornacina del presbiterio, las estatuas orantes de la familia fundadora: Tomás del Corral y Catalina de Castañeda Quijano.

La iglesia de Duález es una construcción historicista del siglo XIX de una nave. Está hornada con una espadaña de doble tronera rematada con frontón triangular, en cuya parte superior central se alza una cruz de piedra y en cuyos extremos adornan dos bolas herrerianas.

Nuestra Señora de la Asunción es una iglesia levantada conforme a los principios rectores del neogótico, acuñados a mediados del siglo XIX. La primera piedra fue colocada en el año 1892, en una solemne ceremonia que constituyó un gran acontecimiento para la población, por aquel entonces villa y el templo fue inaugurado el El 15 de agosto de 1901, coincidiendo con la festividad de la Virgen Grande. El proyecto corrió a cargo del arquitecto José María de Basterra y al frente de las obras estuvo la Escuela de Artes y Oficios de Torrelavega, que dirigía Hermilio Alcalde del Río. El edificio, construido en piedra caliza, presenta una planta basilical con tres naves escalonadas y dos capillas. La fachada principal está dividida en tres calles, de las cuales la ubicada en el centro tiene tres cuerpos horizontales, situándose en el inferior la puerta de acceso, abierta en tres arcos apuntalados cubiertos con guardapolvos. El cuerpo superior inmediato a éste tiene varias arquerías ciegas apuntadas sobre columnas adosadas a los pilares. Por encima, separado por una cornisa festona, se levanta el último cuerpo, en cuya fachada se encuentra un gran rosetón. En la nave de la epístola se alza una torre de planta cuadrada de cuatro cuerpos, rematada por una aguja flanqueada por pináculos, de inspiración inglesa. En el lado del evangelio se abre una pequeña capilla con bóvedas de crucería, en la que se encuentran el retablo de la Milagrosa y las tumbas de los condes de Torreanaz. En esta iglesia descansan también los restos de Leonor de la Vega, hija de Garcilaso III, señor de la Vega, y matriarca de la villa, que murió en el siglo XIV. Su sepultura fue trasladada aquí tras la demolición de la iglesia de la Consolación. Otras obras obras muebles de interés son el Cristo de la Agonía, obra neoclasicista del escultor aragonés Juan Adán (1741-1816); varios lienzos del siglo XVIII, los retratos de los papas León XII y Pío X, numerosas obras de platería y un órgano romántico de 25 registros, donado en 1917.

Es de destacar que Torrelavega cuenta con algunas de las mejores muestras de arquitectura religiosa contemporánea de la comunidad autónoma. Se trata de la iglesia de la Virgen Grande de Torrelavega, la iglesia de San Miguel de Campuzano yla iglesia del colegio de los Sagrados Corazones de Torrelavega. La iglesia de la Virgen Grande o de San José Obrero, llamada la ‘nueva’, es uno de los edificios más relevantes de Cantabria. Fue proyectada y construida entre 1956 y 1962. Su planta elíptica y la espectacular cúpula nervada que la cubre reproducen una fórmula que su arquitecto madrileño Luis Moya Blanco (1904-1990) utilizó para la iglesia de la Universidad Laboral de Gijón (1946-1956). Se levantó en un solar que anteriormente habían ocupado el antiguo templo de la Consolación, demolido en 1937 y la torre de la Vega, una construcción gótica que fuera en su época residencia de los señores de la Vega, fundadores de la villa y regidores del señorío que luego quedó en manos de los marqueses de Santillana y más tarde de los duques del Infantado. En este edificio renuncia a los órdenes clásicos y desnuda los materiales constructivos. La portada principal, en la fachada sita en la calle Serafín Escalante, es un arco de medio punto abovedado con hornacinas a ambos lados. Dos grandes puertas adinteladas se abren en la parte interior, junto a otras dos más pequeñas, mientras que en la zona superior destaca una espadaña que alberga el reloj y el campanario. Remata el muro una imagen del Sagrado Corazón, obra de Higinio Sainz. En el dintel de otra puerta existente en la fachada meridional del edificio se aloja un gran relieve de Jesús con los niños, labrado en piedra por el escultor Jesús Otero. La nave elíptica de su interior está dominado por una cúpula estrellada de 32 x 24 m de anchura, con nervios de ladrillo, que descansa sobre una base de hormigón sujeta por más de 25 km de varillas de hierro. Esta iglesia custodia la imagen gótica de la Virgen Grande, una de las más veneradas de la región, que data del sigo XV.

San Miguel fue proyectada en 1962 y construida en 1965 en Campuzano sobre un proyecto del arquitecto torrelaveguense Ricardo Lorenzo. Se trata de un templo de planta circular distribuido a modo de laberinto, con escalinatas de distinto grado. Se considera uno de los mejores ejemplos de la arquitectura orgánica de Cantabria.

Sagrados Corazones (Nuestra Señora de la Paz) es un complejo concluido en 1966, compuesto por una residencia, un colegio y una iglesia de planta triangular y disposición de auditorio, proyectados por el fraile y arquitecto andaluz Francisco de Coelho de Portugal. Sobresale la iglesia caracterizada por los muros de hormigón levantados entre zócalos de vidrio. En su fachada resaltan la imagen de la Virgen envuelta en cartelas con la palabra paz, obra concebida por el escultor catalán Josep María Subirachs, que había colaborado con Coelho en el santuario leonés de la Virgen del Camino. Fue incluida en el Inventario General del Patrimonio Cultural de Cantabria en 2002

Otras muestras de arquitectura religiosa del siglo XX son las iglesias de Torres, Barreda, Sierrapando y Tanos. La iglesia parroquial de Torres fue edificada en 1927 por la Real Compañía Asturiana de Minas. Fue levantada conforme a pautas historicistas muy depuradas en hormigón y escayola presenta planta rectangular rematado por un ábside circular. En los muros norte y sur tiene adosados dos cuerpos de menor altura con una sucesión de arcos de medio punto y, al norte, una torre cuadrada más elevada. De su interior cabe resaltar las columnas con capiteles decorados.

Santa María de Barreda fue levantado en 1950 por el arquitecto Lavín del Noval. Responde al llamado estilo neomontañés, basado en la arquitectura barroca. Esta filiación queda evidenciada en su puerta de ingreso, cobijada en el arco de medio punto de su fachada de sillería orientada al oeste.

La iglesia de Sierrapando, fechada en 1957, es de planta rectangular con nave de seis tramos, en cada uno de los cuales se abren dos vanos en arco de medio punto, separados por los contrafuertes. Su ábside es rectangular, de menor altura, y se ubica al oeste, mientras en el muro sur lleva adosada una torre. En Sierrapando se localiza también el convento de clausura de las Madres Carmelitas Descalzas de Sierrapando, que llegaron a Torrelavega en el año 1961 y representan la Orden contemplativa más numerosa de la Iglesia. Este monasterio, ubicado en la calle Santa Teresa, está dedicado a la advocación de los santos reyes Luis y Fernando.

En esta misma localidad se encuentra la iglesia parroquial de la Virgen de las Nieves de Tanos, consagrada en 1974. Se trata de un edificio muy funcional, con estructura de hierro y ladrillo, proyectado por el arquitecto burgalés Álvarez de Eulate. En su interior son de destacar las imágenes de la patrona y un Cristo.

 

© Copyright EL DIARIO MONTAÑÉS, Editorial Cantabria Interactiva S.L. CIF:B39495460 C\ La Prensa s/n 39012 Santander Registro Mercantil de Santander,
Tomo 723, Folio 165, Sección 8ª, Hoja S11607, Inscripción 1ª     Aviso Legal / Política de privacidad