Justo de las Cuevas González.

Empresario, ganadero y político. (Bárcena de Pie de Concha, 1931). Cursó estudios en Santander y Madrid. Fundó su primera empresa en 1954, después de tres años de estudios administrativos y empresariales de Madrid. En 1965, junto con sus hermanos José y Miguel, y uniendo varios negocios individuales, creó la empresa ‘De las Cuevas Hermanos S.L.’, dedicada a la explotación de granjas industriales de aves y cerdos y a la comercialización y fabricación de piensos compuestos. En 1967, fundó la ‘Industria Ganadera de la Montaña, S.A.’, que ingresó más tarde en el grupo ‘Bioter-Biona S.A.’. Ha sido también responsable de la creación de ‘Transportes Torina, S.L.’ y ‘Pecuaria Industrial del Cantábrico, S.A.’, ‘Ganadera Diplomada los Heros S.A.T.’, ‘Iguña Ganadera S.A.T.’ y otras, como en el grupo de empresas CUHER, del cual fue presidente ejecutivo. En total en sus empresas a llegado a dar trabajo a más de 300 personas.

Como ganadero, además de participar en empresas y grupos importantes, se ha destacado como líder del sector y defensor crítico desde el año 1971. En este ámbito es de destacar su participación, desde 1972, en la Junta Consultiva Nacional Lechera y mesas de trabajo del Fondo de Ordenación y Regulación de Precios y Producciones Agrarias (FORPA), en representación de la Cornisa Cantábrica. Allí defendió el precio de la leche y la mejora de las rentas ganaderas de las explotaciones familiares, combatiendo la política ganadera que se seguía por la Administración y defendiendo una normativa legal que equiparara a la Comunidad Económica Europea, incluyendo el Estatuto de la Leche, cuya primera parte fue aprobada, años más tarde.

En 1974 fue elegido presidente de la Cámara Agraria Provincial de Santander, cargo en el que fue reelegido en las primeras elecciones democráticas a Cámaras Agrarias, celebradas en 1978. Ha sido fundador, junto con otros 100 ganaderos de toda la región, del primer sindicato ganadero independiente, AIGAS.

En el ámbito político, inició su andadura en 1977, encabezando la candidatura de Unión de Centro Democrático en las primeras elecciones democráticas en las que salió elegido diputado al Congreso. En 1979, volvió a ser cabeza de lista de la UCD y regresó al Congreso en lo que constituyó la primera legislatura de las Cortes Generales en vigencia de la Constitución de 1978.

Como diputado, ocupó la presidencia de la Comisión de Agricultura del Congreso de los Diputados entre 1977 y 1981. Durante su presidencia, se acordaron normas como la Ley de Agricultura de la Montaña, la Ley de Arrendamientos Rústicos, la Ley de Jóvenes Agricultores y Empresas Familiares etc. Por su labor al frente de esta comisión le fue concedida por su Majestad el Rey, la ‘Gran Cruz del Mérito Agrícola’.

Como miembro del partido de UCD fue líder del mismo en Cantabria; formó parte desde el primer momento del Consejo Político Nacional y, en el congreso de Palma de Mallorca, fue elegido miembro del Comité Ejecutivo Nacional. Impulsó la creación del llamado Grupo Parlamentario Agrario, que ejerció gran influencia en la promulgación de leyes agrarias homologables a las de la CEE. Fue uno de los promotores del Estatuto de Autonomía de Cantabria (en 1977, leyó en Cabezón de la Sal en el ‘día de Cantabria’ uno de los primeros manifiestos autonomistas), presidió la Asamblea Mixta de Parlamentarios y Diputados Provinciales que lo redactó y fue ponente del mismo en el Congreso de los Diputados.

A partir de 1982 se retiró de la política activa y se dedica exclusivamente a sus actividades empresariales.

(Fuente: Gran Enciclopedia de Cantabria)

 
cerrar